16 de febrero de 2016

QUE EL TIEMPO NOS ATRAPE




Siempre me ha dado la sensación de que nos pasamos la vida huyendo, o quizá corriendo hacia algo, Al fin y al cabo, hagamos lo que hagamos, a cada paso que damos avanzamos, sin darnos cuenta de que arrastramos una parte del pasado en la suela del zapato, y que rozamos el futuro con la palma de la mano al coger impulso para seguir corriendo. 
¿Pero sabes de qué me he dado cuenta?
De que por más que lo intentemos, por más que sigamos viviendo para construir un futuro o dejar atrás el pasado, jamás los vamos a alcanzar. No hay cosa más intangible o menos existente que el pasado y el futuro.
Dime, ¿a caso los has visto? ¿A caso no es cada momento que vives un segundo de presente?
Me pregunto por qué entonces a veces nos olvidamos de disfrutar de cada detalle de cada instante por estar distraídos con lo que pasó ayer o con cómo será mañana.
No nos damos cuenta de que, en realidad, es el tiempo el que se mueve. Y nosotros estamos quietos, viendo como corre.

Aunque, quizá, sea el tiempo aquello hacia lo que corremos. Pero creo que es evidente que va a ser él el que nos atrape a nosotros. 

Y no nosotros a él.


3 comentarios:

  1. Y a veces vivimos sin darnos cuenta de todo lo que ha pasado. ¡Excelente artículo!

    ResponderEliminar
  2. Y a veces vivimos sin darnos cuenta de todo lo que ha pasado. ¡Excelente artículo!

    ResponderEliminar
  3. Parafraseando una frase que corre de una canción de John Lenon "Life is what happens to you While you're bussy making other plans" y justo se trata de vivir el momento presente, la vida que está sucediendo.
    Un saludo

    ResponderEliminar